¿CONOCES LA IMPORTANCIA DE LA SALUD DE LA PARED INTESTINAL?

El tracto gastrointestinal es uno de los órganos más grandes del cuerpo y allí se encuentra el 70% del sistema inmunológico, se encarga de separar mi  mundo interno del externo y es por allí en donde se absorben todos los nutrientes de los alimentos que consumimos.

 La pared del tracto digestivo está recubierta por  una mucosa para su protección de la actividad de las bacterias y proporciona un medio para que las heces se puedan unir.  La mucosa intestinal está llena de pliegues y vellosidades que están cubiertas de células aún menores llamadas “microvellosidades” que conforman el “borde del cepillo”, lo que ayuda en la  absorción de nutrimentos.


La salud del cuerpo depende de un sistema digestivo sano, y dado a su alto recambio   y  metabolismo, las células del tracto gastrointestinal son más susceptibles, que otros tejidos, a deficiencias nutricionales  y a los daños de toxinas, drogas, irradiación, reacciones de alergias a los alimentos o interrupción de consumo de alimentos. El funcionamiento adecuado del tracto gastrointestinal depende del abasto constante de alimentos.

La integridad de la pared intestinal es fundamental para la salud gastrointestinal, así como la salud en general, y dicha integridad debe mantenerse desde el nacimiento y durante toda la vida. Este sistema es muy complejo y tiene un gran impacto en el bienestar general de la persona. Juega un papel fundamental en conservar la salud y, por lo mismo, contribuye en la aparición de una gran variedad de enfermedades y a la inflamación del organismo. Así, la pared intestinal funciona como mecanismo de selección que nos protege, evitando el acceso de productos nocivos. 

La permeabilidad de la pared intestinal resulta fundamental para la función de barrera de protección que tiene el tracto gastrointestinal ante compuestos dañinos como bacterias, toxinas o cualquier sustancia que vea como extraña que puede ser algún alimento. En personas con cierta predisposición genética, el intestino permeable puede permitir que factores ambientales entren al cuerpo y desencadenan el inicio y desarrollo de una enfermedad autoinmune.


Cada vez hay más evidencia que muestra que la microbiota es un apoyo muy importante para la pared intestinal, y por lo tanto, juega un papel importante en la regulación de los factores ambientales que entran al cuerpo. 

Los factores que pueden afectar la integridad de la pared intestinal, desde el nacimiento, pueden incluir: la microbiota, la dieta, el estrés, alimentación al seno materno, consumo de antibióticos, consumo crónico de alcohol,  enfermedades y las cirugías, entre otros. 

Parece que el desarrollo y la función de la barrera intestinal dependen de la microbiota. Hay mucha evidencia al respecto. Por ejemplo, las bacterias y los productos de las bacterias pueden reparar las capas de la mucosa intestinal; entre las dos existe un balance y ambas contribuyen al mantenimiento de la homeostasis de la pared intestinal. 

 

¿Cómo podemos mejorar la salud de nuestra pared intestinal?

Revertir la permeabilidad de la pared del intestino es esencial para el buen funcionamiento del organismo, prevenir enfermedades e inflamación. Los probióticos y prebióticos pueden usarse para reducir la permeabilidad así como para promover la producción de proteínas uniones apretadas de la pared intestinal. La glutamina es un aminoácido esencial que regula la integridad de la superficie intestinal;  promoviendo el metabolismo de proteínas, aumenta el grueso de la mucosa intestinal, aumenta la altura de las vellosidades intestinales y el porcentaje de vellosidades normales.

Por lo tanto, además de una alimentación sana; el  tratamiento con probiótico y glutamina favorece la salud de la  pared del intestino. 


¡Si deseas una consulta nutricional acércate con nosotros, estaremos felices de ayudarte!

Solicita una Consulta de Nutrición!

L.N. Alexandra Drijanski

 

Krouhman AO, Krouham P. Medicina functional. La revolución del tratamiento médico. Editorial Trilce Ediciones. Salud es Vida, 2018.

 

Desai MS, Seekatz AM, Koropatkin NM, Kamada N, Hickey CA, Wolter M, et al. A dietary fiber-deprived gut microbiota degrades the colonic mucus barrier and enhances pathogen susceptibility. Cell 2016;167(5):1339–53 e21. doi:10.1016/j.cell.2016.10.043

 

Achamrah N, Déchelotte P, Coëffier M. Glutamine and the regulation of intestinal permeability. Current Opinion in Clinical Nutrition and Metabolic Care 2017; 20(1), 86–91. doi:10.1097/mco.0000000000000339.

 

Suzuki T. Regulation of intestinal epithelial permeability by tight junctions. Cell Mol Life Sci 2013; 70(4):631–59. doi:10.1007/s00018-012-1070-x.

Deja un comentario...

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados