Resistencia a la leptina

shutterstock_307043336

La leptina es una hormona producida en sus células grasas, su principal función es decirle al cerebro cuando ya está satisfecho y cuando debe usar las reservas de grasa del cuerpo para obtener energía de éstas.

 

Una de las razones más comunes por las que una persona aumenta de peso es porque se vuelve resistente a la leptina, puesto que esa señal de satisfacción, no llega adecuadamente al cerebro, por lo que comerá más.

 

Estudios con animales demuestran que cuando se les brinda una alimentación elevada en azúcar o fructosa, la leptina se vuelve resistente, así  que la persona no sabe cuándo dejar de comer .

 

Ésta azúcar y fructosa, tienen 3 efectos relacionados con el aumento de peso:

 

1.- Bloqueo en la utilización de grasa como energía.

3.- Descontrol del apetito.

2.- Cambia la composición del hígado para generar grasa, aun cuando se restringe el consumo de calorías.

 

La inflamación tiene un rol importante en el descontrol de la leptina; resulta que esta inflamación genera (hipoxia celular), es decir, disminución de oxígeno en las células, lo que crea un desbalance en la regularización de leptina e insulina.

La inflamación atenúa los sitios de los receptores de leptina del cerebro, causando que el cuerpo produzca aún más leptina y más grasa se acumule.

 

Regularización de los niveles de insulina/leptina.

 

  • Reducir la inflamación

La manera más efectiva de reducir la inflamación es a través de la alimentación, VERITest es la herramienta perfecta para saber en particular qué alimentos te generan inflamación celular.

 

  • Reducir el estrés

Los altos niveles de estrés y cortisol aumentan la resistencia a la  leptina. Intenta tomar medidas como realizar ejercicio o técnicas de relajación como el Tai chi o Yoga.

 

  • Consumir Omega 3

Una ingesta saludable y cotidiana de Omega 3 que se encuentra en los pescados como el salmón, atún, sardinas y suplementos como el aceite de  krill, ayudan a reducir la inflamación celular.

 

  • Evitar cenas abundantes o desvelarse

 

Comer pesado o muy tarde suelen provocar pérdida de sueño, y no dormir adecuadamente también está relacionado con un desbalance hormonal y aumento de leptina.

 

  • Hacer ejercicio

El ejercicio mantiene estables los niveles hormonales y genera que la insulina y la leptina cumplan con sus funciones de una forma efectiva.