Adicción a los alimentos

shutterstock_180124481

¿Alguna vez te has comido una bolsa entera de dulces sin poder parar? Si lo has hecho significa que probablemente has experimentado la adicción a la comida. Este padecimiento es muy común, y si bien hay adicciones mucho más conocidas, como las relacionadas a sustancias estimulantes (café, chocolate o cigarros) en realidad podemos ser adictos a una gran cantidad de alimentos.

¿Cómo sabemos si somos adictos a lo que comemos? Se dice que existe adicción a algún alimento cuando:

  1. a) aparecen síntomas de desequilibrio como dolores de cabeza, fatiga, problemas de la piel, desórdenes digestivos o tensión después de algún tiempo de haberlo consumido
  2. b) los síntomas pueden ser aliviados consumiendo más de la misma comida

 

El alimento adictivo más común es el azúcar refinada. Si comemos una mordida de pastel de inmediato querremos otra. Pero la adicción no sólo se manifiesta en el momento, sino que se puede desencadenar incluso al día siguiente: el antojo de hoy es causado por el dulce de ayer.

La adicción a la comida es lo opuesto a la alergia, ya que en esta última los síntomas son ocasionados por el consumo de los alimentos, mientras que en la primera son ocasionados por la ausencia de estos.

Para terminar con la adicción necesitamos sobre todo una cosa: fuerza de voluntad. Debemos dejar de consumir aquellos alimentos a los que somos adictos, pero este proceso no siempre es sencillo. Pueden pasar días antes de que disminuyan los síntomas y a menudo se presenta una adicción psicológica a los alimentos que queremos dejar. Pero debemos ser firmes y evitar caer en las tentaciones. La recompensa es grande, ya que después de abandonar la comida que nos está haciendo daño los síntomas desaparecerán.

Algo que nos puede ayudar es encontrar sustitutos adecuados a los alimentos que intentamos dejar. En vez de azúcar, por ejemplo, podemos usar dátiles, miel de agave o stevia. En vez de café, podemos tomar té verde, o en vez de papas fritas podemos consumir semillas de girasol o de calabaza. Muchos de estos productos los puedes encontrar en el super de VERITest, donde tenemos una amplia gama de opciones.