Alimentos orgánicos

shutterstock_365862206

Los alimentos orgánicos han ganado popularidad durante los últimos años, la pregunta es “¿En qué momento comer pesticidas estuvo de moda?”.

 

¿Cómo se cultivan los alimentos orgánicos?

 

  • Se utilizan fertilizantes naturales, como estiércol o composta, para alimentar el suelo y las plantas.
  • Uso de  insectos y pájaros o trampas para reducir plagas y enfermedades.
  • Rotación de las cosechas
  • Se alimenta a los animales con libre pastoreo y se utilizan métodos preventivos como el pastoreo rotacional, para ayudar a minimizar las enfermedades.

 

Los productos orgánicos no contienen conservadores, eso significa que, dependiendo de donde vivas,  tendrás productos más frescos y de estación, que te proveerán justamente de los nutrientes que necesitas para cada época del año.

 

Cuando consumimos alimentos orgánicos, le permitimos a nuestro sistema obtener lo que necesita directamente de la fuente, sin necesidad de romper o digerir aditivos innecesarios o conservantes.

 

Estos alimentos tienen un sabor más fuerte e incluso tienen resistencia natural a las bacterias y a la descomposición, lo que significa que por lo general tienen una vida útil de aproximadamente una semana.

 

Consumir vegetales o frutas “transgénicos o modificados genéticamente” implica consumir una serie de aditivos que modifican la textura, el color, la consistencia, el tamaño, el sabor, es decir son modificados genéticamente por procesos altamente especializados y se ha demostrado que estos aditamentos y pesticidas tienen un impacto biológico en el ambiente.

 

Existen ciertas desventajas de los alimentos transgénicos que es importante conocer:

 

  • Incrementan las sustancias tóxicas en el ambiente por el uso de pesticidas.
  • Disminuye la biodiversidad
  • Se altera el ecosistema
  • Resistencia de los insectos y hierbas indeseadas ante medicamentos desarrollados para su contención.
  • Posibles intoxicaciones debido a alergias o intolerancia a los alimentos procesados.
  • Daños irreversibles e imprevisibles a plantas y animales que fueron tratados.

Existen estudios que prueban la aparición de tumores en mamas por el uso de aditivos; esto en ratas hembras, sin embargo aun no esta comprobado que en humanos se obtengan los mismos resultados.